Cómo crear un proyecto de ventilación de un local comercial

ventilacion local comercial

El proyecto de ventilación de un local comercial es uno de los documentos imprescindibles que tiene que formar parte de cualquier proyecto de arquitectura o de ingeniería de locales comerciales. La climatización es fundamental para asegurar el confort térmico de las personas, pero la ventilación del local comercial es vital para preservar tu salud. El aire cerrado termina viciándose con la actividad respiratoria y la presencia de gases y sustancias tóxicas que provienen de los muebles, los productos de limpieza, etc. Gracias a la ventilación, conseguimos:

  • Oxigenar el ambiente, ya que con la respiración se incrementa el nivel de CO₂ y se enrarece el ambiente
  • Equilibrar la humedad para que se adapte a las necesidades humanas.
  • Eliminar malos olores; también virus y bacterias que pueden provocar enfermedades.

Una mala ventilación puede provocar desde dolores de cabeza y malestar general, hasta infecciones graves.

A continuación, te explicamos los aspectos fundamentales que tiene que contemplar un proyecto de ventilación de un local (normativa, equipos que tenemos que instalar, formas de renovar el aire).

Normativa sobre ventilación comercial

La normativa de ventilación de locales comerciales está incluida en dos textos fundamentalmente: el Reglamento de Instalaciones Térmicas en los Edificios (RITE) y en el Documento Básico HS3 referente a la calidad de interior, y que se aplica en determinados espacios de edificios.

El RITE se aplica a todas las instalaciones térmicas, considerando como tales a la calefacción, la refrigeración y la ventilación.

El ámbito de aplicación del RITE es tanto de edificios de nueva construcción como de edificios existentes. Se aplica en las modificaciones cuando la reforma de la instalación de ventilación, en nuestro caso, suponga una modificación del proyecto o memoria técnica con el que fue diseñado y ejecutado.

El RITE no es de aplicación en las instalaciones de procesos industriales o en actividades agrícolas, porque está centrado en garantizar el confort y salud de las personas.

Ambas normativas establecen una gran cantidad de información técnica, fórmulas de cálculo y requisitos específicos para la ventilación y climatización de locales comerciales según el uso de los mismos.

Factores a tener en cuenta para preparar un proyecto de ventilación para local comercial

Para el cálculo de climatización del local comercial, tenemos que tener en cuenta tanto la normativa de calidad del aire interior que se contiene en el documento HS3 como el RITE. Se establecen unas medidas de calidad de aire que difieren según el uso de cada edificio. Así, encontramos cuatro categorías (conocidas como IDA) diferentes de locales de pública concurrencia según el nivel mínimo de calidad de aire que se exige:

  • IDA 1: la mejor calidad de aire se debe aplicar a hospitales, clínicas, laboratorios y guarderías.
  • IDA 2: calidad buena del aire en oficinas, residencias de ancianos, residencias de estudiantes, bibliotecas y salas de lectura, museos, sedes judiciales, aulas de enseñanza y piscinas climatizadas.
  • IDA 3: calidad media del aire en edificios comerciales, cines, teatros, hoteles y restaurantes, bares y cafeterías, centros de deporte y gimnasios.
  • IDA 4: resto de locales de pública concurrencia.

Pero ¿cómo conseguimos esa determinada calidad del aire? Para ello se exigen, por un lado, un determinado nivel de renovación de aire según el tipo de local:

  • En locales IDA 1 la tasa de renovación es de 20 dm³ por persona.
  • En IDA 2 se fija en 12,5 dm³ por persona
  • En IDA 3,8 dm³ por persona.
  • IDA 4,5 dm³ por persona.

Por otro lado, para conseguir esa renovación del aire, también tenemos que considerar que el aire que introducimos desde el exterior debe tener una calidad, por ello debe ser filtrado. Según la calidad de ese aire exterior, se exigirán un nivel de filtrado. A continuación ponemos la tabla que establece el nivel de filtrado necesario de menos a más:

  • ODA 1: aire puro; puede contener algunas partículas sólidas, como polen, en algunos momentos.
  • ODA 2: filtrado de aire con altas concentraciones de partículas.
  • ODA 3: aire con gran contaminación gaseosa.
  • ODA 4: aire con grandes concentraciones de partículas y contaminantes gaseosos.
  • ODA 5: aire con muy altas concentraciones de partículas y contaminantes gaseosos.

Tipos de sistemas de ventilación para locales

Para la renovación del aire del local comercial se emplean sistemas mecánicos de diferentes tecnologías. Estos son los equipos más utilizados actualmente.

Unidad de tratamiento del aire (UTA)

Es un equipo de gestión integral del aire y de la climatización. En la misma unidad están todos los dispositivos necesarios para ventilar y climatizar el espacio. Aportan aire purificado, extraen el aire contaminado y enfrían o calientan el aire hasta conseguir la temperatura requerida.

Los UTAS son muy utilizados en espacios donde tenemos que conseguir un aire de alta salubridad además de climatizar el espacio para combatir el frío o el calor. Están presentes en quirófanos, laboratorios, grandes espacios como salones de acto, etc.

Split y Fancoil

La diferencia con los anteriores equipos es que estos sirven para climatizar y aportar aire, pero no consiguen renovar el aire que se encuentra en un determinado espacio.

Extractor eólico

Un extractor o ventilador eólico sirve para ventilar un local sirviéndose del viento que está en el exterior y la diferencia de temperatura entre el interior y el exterior. Aporta aire nuevo al local pero no hace ningún tratamiento de filtrado. Es decir, renueva el aire pero no lo purifica.

El proyecto de ventilación de un local comercial es un documento técnico complejo que determinará: los cálculos de las necesidades de ventilación según el tipo de local y la tecnología más adecuada para cumplir los requisitos legales. De una correcta ventilación dependerá el aire que respiremos, motivo por el que solo podemos confiar en empresas especializadas.

Marcar el enlace permanente.

Comentarios cerrados.