Reforma tu oficina o local de forma eco-friendly

reforma locales eco ago construcciones

 

Vivimos en un mundo de constantes cambios y, cada vez más, con una conciencia global sobre el planeta en el que vivimos. Desde hace varios años las empresas son más conscientes de que es necesario un cambio de rumbo en sus acciones, que permitan mejorar el medio ambiente y la salud en general.

Aunque pueda parecer que no es importante, si cada uno de nosotros optamos por filosofías eco en nuestro entorno, podemos ayudar a que todos vivamos un poquito mejor. Por eso, queremos contarte qué puedes hacer para ser respetuoso con el medio ambiente, planteando tu reforma desde un punto de vista ecológico. ¡Vamos allá!

¿Qué es eco-friendly y cómo aplicarlo? 

Cuando hablamos de reformas ecológicas o eco-friendly, no solo planteamos que los elementos y materiales lo sean, también es muy importante prestar atención a la distribución de los espacios, la orientación y otros conceptos que muchas veces se nos escapan.

Una buena reforma debe centrarse primero en el diseño y ahí es donde comienza a aplicarse el concepto eco-friendly. Es probable que este tipo de diseños parezcan muy distintos a los actuales, pero hay conceptos que llevan mucho tiempo entre nosotros y que son muy útiles para aprovechar cosas como el calor (o el frío), la ventilación o la luz del sol, mucho más beneficiosa para nosotros y que, a su vez, nos ahorrará mucho en nuestra factura de la luz.

reforma oficina ecofriendly ago construcciones

 

Puntos importantes para una reforma eficaz

El primer punto importante son los materiales que vamos a utilizar. Elementos naturales como la madera, piedra o barro son mucho más ecológicos que otros que venimos usando desde hace varios años. El yeso por ejemplo, que de por sí es natural, no es un material muy ecológico, ya que para poder transformarlo y tratarlo necesita de altas temperaturas. Este proceso genera mucho CO2, por lo que si no es estrictamente necesario utilizarlo, puede ser una buena idea prescindir de este material.

Hay diferentes indicadores en los que nos podemos fijar para determinar si un material es o no es ecológico, como el sello FSC (madera), el sello de comercio justo (WTFO) o la Certificación medioambiental de edificios (Green Building Council España), entre otros.

 

Aislamiento térmico

El cambio del aislamiento térmico es algo fundamental en nuestra reforma si queremos ser eco-friendly. Un alto porcentaje del gasto energético de un local viene provocado por un mal aislamiento, por lo que ésta acción también nos permitirá ahorrar en nuestras facturas.

Además, existen multitud de materiales más ecológicos para aislamiento que los utilizados tradicionalmente: corcho prensado, láminas de madera, lana de oveja o el cáñamo. Si optamos por estos materiales en lugar de los más convencionales y tóxicos, estaremos contribuyendo a un mundo mejor y sin gastarnos una fortuna.

 

Sustitución de las instalaciones para ser ecológicos

En muchas ocasiones, las instalaciones de agua y electricidad son muy antiguas, por lo que sus materiales pueden ser perjudiciales para la salud. Es el caso de las tuberías, dado que aun podemos encontrarlas fabricadas con plomo. Estas tuberías deben ser sustituidas de inmediato.

En el caso del cableado, tenemos que optimizar su distribución y utilizar cableado ecológico que contenga materiales sostenibles. Si esto lo acompañamos del uso de nuevas tecnologías, mucho más eficientes y que nos permiten un mejor control sobre lo que gastamos, mucho mejor. Aquí entrarían los elementos de aire acondicionado, uso de luces automáticas, cisternas más eficientes o un calentador que reutilice el agua.

 

Cambio de las ventanas

En este punto tenemos que ser claros, no hay material más sostenible y ecológico que la madera. Por eso hacemos te recomendamos que uses este material para tus nuevas instalaciones.

Además debes tener en cuenta que este elemento es por donde más se suele perder calor o frío, dependiendo de la época del año. Así que puedes optar por vidrios dobles y que tengan una cámara de aire con 10 milímetros, para que el aislamiento sea más eficiente.

El único hándicap que debes tener en cuenta es que la madera requiere de un mantenimiento más cuidado y constante que otros materiales como el aluminio. Si quieres evitar esto, puedes optar por ventanas de PVC, siempre que estén hechas de material reciclado.

 

Como ves, hay muchísimas opciones para que tu próxima reforma sea respetuosa con el medio ambiente y que además, sea más eficiente. Esto a la larga, te supondrá un ahorro importante y te sentirás mejor al saber que estás aportando tu pequeña parte a hacer un mundo mejor para todos.

Si estás pensando en reformar tu local, oficina o nave industrial, ponte en contacto con nosotros y te asesoraremos de manera personalizada en tu reforma.

Añadir a favoritos el permalink.

Comentarios cerrados