Nuevas tendencias en construcción: Policarbonato y aluminio unidos.

En el mundo de la construcción siempre se está investigando para lograr el equilibrio de los elementos que la hacen posible, si a esto le unimos la búsqueda de  abaratamiento de costes, una estética más cuidada, y una menor degradación, nos encontramos con  una de las tendencias más en boga; el uso del policarbonato y el aluminio combinados.

 

El policarbonato es un material, que presenta las ventajas de ser muy fácil de trabajar, ya que no presenta apenas resistencia, y que pesa muy poco, lo cual lo hace idóneo para “mega construcciones”. Resiste a los impactos cientos de veces más que el vidrio, es aislante, altamente resistente al fuego y deja pasar la luz, con lo cual es idóneo para cerramientos de lugares donde se desee aprovechar la luz solar.

Por su parte el aluminio además de no representar ningún peligro para el medio ambiente, ni para la salud de los que se alojen en construcciones donde se use, es un excelente aislante de ruidos externos, es muy fácil de manipular para trabajarlo, es ignífugo, no necesita de grandes cuidados y tiene una gran vida útil, con lo cual lo hace el material perfecto para exteriores.

Así que si en la construcción se unen dos materiales tan nobles podemos encontrarnos con edificios en los que se usan, tan seguros y ecológicos, como bellos y vanguardistas, y, además, en todos los ámbitos de la arquitectura.

 

Imágenes | www.perfilesyherrajes.com-silestoneusa.com-archiexpo.es

 

Añadir a favoritos el permalink.

Deja un comentario