Basílica La Galería, un cuento de hadas hecho joyería

 

Cuando llegamos a esta joyería barcelonesa, propiedad de Piotr Rybaczek, nos va a entrar la duda de si realmente es lo que pensamos o es una espectacular galería de arte, ya que desde el momento que vemos en su puerta una figura humana recubierta de hojas blancas y nos decidimos a entrar, lo hacemos en un mundo de fantasía, donde se combinan joyas de afamados artistas y a cual más original, con obras de arte como las vitrinas que las albergan o las esculturas florales realizadas por su propio dueño que por sí mismas.

Una de las cosas más sorprendentes es Carmen, una maniquí que parece cambiar dependiendo del momento del día, forrada de pétalos rojos de terciopelo y de rosa, y con miles de cristales de Swarovsky que permiten los reflejos luminosos que impactan desde el primer momento.

Llama también la atención la escultura de la Jirafa Amelie, tras cuya cubierta de polvo de oro, se esconde una preciosa leyenda que nos habla de cuando la tierra era un reino animal, y de cómo surge la amistad entre la Princesa Leona y la Princesa Amelie.

Sus muros de ladrillo visto se vuelven cálidos debido a la presencia de cuadros, fotografías y letreros de los más curiosos e inspiradores, que hacen de este lugar algo tan ecléctico, que casi sin quererlo, tardamos en apreciar la belleza de las joyas que allí se venden.

En ocasiones, su dueño, un artista versátil donde los haya, que es capaz de crear una ambiente tan mágico, decide sacar sus obras a la calle, para sorpresa de los viandantes.  Piotr Rybaczek ha sabido crear un lugar donde, además del trato tan personal y amable que se nos presta, se siente uno como en un cuento de hadas.

 


Imágenes | http://www.masaoms.com/ http://srtanobody.files.wordpress.com/ Pinterest: La Basílica Galería

 

 

Añadir a favoritos el permalink.

Deja un comentario